Aspectos a vigilar en un seguimiento del Sepe.

Aspectos a vigilar en un seguimiento del Sepe.

En formación modalidad presencial, el inspector del Sepe comprobará el lugar de impartición y mirará si son adecuada las instalaciones y espacios, con sus medios de PRL – prevención de riesgos, condiciones higiénicas, acústicas, de accesibilidad y habitabilidad, etc. También el equipamiento utilizado, es decir, los recursos didácticos, medios técnicos y herramientas de aprendizaje utilizados que deberán permitir adquirir los conocimientos y lograr los objetivos detallados para el curso.

En cuanto al docente, no existe en la normativa actual la exigencia de que el formador cumpla con requisitos específicos, salvo para la formación incluida en el Catálogo de Especialidades Formativas – Certificados de Profesionalidad. Pero el formador debe controlar los contenidos que imparte, disponer de los conocimientos y habilidades para impartir esa formación. Por ello, solo se incidentará el grupo si el formador carece de esos conocimientos y la formación impartida no permite un proceso de aprendizaje acorde con la misma.

Es obligatorio llevar un control de asistencia, por ello se analizará los controles de asistencia que serán firmados diariamente conforme al modelo normalizado. Debe estar presente en el aula, junto a la de los días anteriores. Si la formación es mañana y tarde, se debe la firmar en las dos sesiones. Se comprobará que se firma al menos el 75% de las horas totales de formación. Y que los contenidos coincida con lo señala en el aplicativo de Fundae, modalida correcta, duración adecuada, más de 2 horas , etc.

En el seguimiento se realiza cuestionario al formador y alumnos, y ello sirve para que los formadores dejen constancia de datos tales como fechas de realización, horarios, material entregado, etc, y los alumnos ayuden a contrastar la correspondencia entre las características de la formación impartida y la comunicada. Al final se aporta una “Hoja de actuación” que será firmada por el responsable de la actuación de seguimiento y por el interlocutor del centro de formación o de la empresa, al que se le facilitará copia.

Si la formación es online, la plataforma virtual de aprendizaje en teleformación deberá estar habilitada para generar registros de interacción con el programa por parte de cada usuario, así como disponer de requisitos de accesibilidad, seguridad y diseño universal; interactividad de alumnos, tutores y recursos situados en distinto lugar; proceso de aprendizaje sistematizado de los participantes; evaluación de los participantes en todo el proceso; y asistencia tutorial a los participantes. Y por cada tutor, un máximo de 80 alumnos tutorizados por la mañana y otros 80 por la tarde

 

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.