La formación online (elearning) crece año tras año.

La formación online (elearning) crece año tras año.

La formación Online o Elearning tiene unas ventajas diferenciales frente a otras modalidades formativas que les hace crecer año tras año. Entre ellas, la reducción de costes, al permite reducir y hasta eliminar gastos de traslado, tiempo, alojamiento, material didáctico, etc. Al  mismo tiempo es ideal por su rapidez y agilidad, ya que las comunicaciones a través de sistemas en la red confiere rapidez y agilidad que permite que el alumno pueda participar de un modo activo en el proceso formativo.

Otras ventajas son las que permite que el alumno pueda acceder al contenido desde cualquier conexión a Internet, cuando les surge la necesidad, su flexibilidad por no ser necesario crear un grupo de personas coincidan en tiempo y espacio, la actualización constante de los contenidos, disminución del tiempo necesario, y un mayor participación de alumnos cuyas actividades no les permiten estudiar con los métodos convencionales de formación.

La metodología de la enseñanza elearning permite disponer de unos contenidos didácticos diferentes a los de la formación presencial que solucione el déficit de contacto físico entre el docente y los participantes. El elearning pone la simulación al alcance del alumno, y cada vez más con la realidad virtual. Gracias a ello es posible simular las condiciones de aplicación del conocimiento que refuerzan la comprensión y retención de lo aprendido. Llegando a la modalidad de “learning by doing” (aprender haciendo), con herramientas como las simulaciones, juegos on-line, gamificación y la participación activa del alumno.

La modalidad online permite un grado de dificultad progresivo para no aburrir al alumno por su bajo nivel ni tampoco abrumarlo por su alta dificultad. Es decir, deben aumentar poco a poco el nivel de dificultad. Dispone de contenidos atractivos, que llamen la atención del alumno y hagan ameno el aprendizaje. Para esto se utilizan las herramientas que ponen a disposición las TICS (animaciones, gráficos, vídeos, simulaciones, etc.). Hace un planteamiento práctico de forma que el alumno vea que lo que está aprendiendo lo puede poner en práctica en su entorno de trabajo. Los pedagogos indican que como se aprende mejor es “haciendo”, es decir, practicando como si fuese en la realidad. Esta función se consigue mediante los supuestos prácticos, las simulaciones y los ejemplos de casos reales.

Los contenidos multimedia se adaptan a los conocimientos y destrezas prácticas, por ello se utiliza múltiples y diferentes ejercicios prácticos mediante las distintas herramientas como: vídeos, simuladores, prácticas individuales y en equipo, etc. Se organizan a través de índices, mapas, tablas de contenido, esquemas, epígrafes o titulares de tal manera que se permita su comprensión y retención. Se busca la aplicación práctica a través de actividades de aprendizaje (autoevaluables o valoradas por el tutor-formador) relevantes para la práctica profesional, que sirvan para verificar el progreso del aprendizaje del alumnado, hacer un seguimiento de sus dificultades de aprendizaje y prestarle el apoyo adecuado.

Los contenidos didácticos dentro de la plataforma utiliza Glosario, documentación de utilidad, instrumentos de refuerzo, webs de interés, bibliografía, legislación básica, información y ejercicios prácticos de refuerzo, actividades para Chats, actividades para Foros, Guía del alumno y Guía del tutor, otros contenidos de Evaluación, cuestionario de evaluación previa de conocimientos, pruebas de evaluación final, vídeos, juegos, blogs, etc.

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.