Formación para el sector educativo.

Formación para el sector educativo.

SITUACIÓN DEL SECTOR

El sector educativo en España contempla una comunidad muy extensa que abarca desde los profesores de la Enseñanza Oficial del Sistema Educativo incluyendo las universidades, los docentes del Sistema de Formación para el Empleo hasta los pertenecientes a las enseñanzas no regladas de centros privados (Academias).

Según los datos de afiliación de octubre de 2018 el número de docentes se eleva a 917.913, habiendo subido un 7,4% respecto al año pasado. La mayoría del profesorado trabaja en centros púbicos suponiendo aproximadamente un 70 %, mientras que en el sector privado lo hacen el 30%.

Por Comunidades Autónomas el sector público educativo donde más ha crecido ha sido en La Rioja, Andalucía, Melilla, Baleares y Murcia. Mientras que en el sector privado destaca el aumento de docentes en Andalucía, Murcia, La Rioja y Melilla.

El sistema público de enseñanza no universitaria en España dispone de 19.100 centros, de los cuales 4.500 son exclusivamente de educación infantil, 9.800 de Educación primaria e infantil, 490 de infantil, primaria y ESO y 4.100 institutos públicos de ESO, Bachillerato y FP.

Después de haber sufrido un estancamiento durante la crisis, debido principalmente a los “recortes” en educación, el sector está creciendo constantemente en los últimos años.

Además, el número de centros y academias de enseñanzas no regladas es cada vez mayor. Este incremento es debido entre otros factores por el auge de la formación online y por la necesidad de reciclarse del gran volumen de desempleados que surgió con la recesión económica.

LAS NECESIDADES DE FORMACIÓN DE LOS FORMADORES

El docente tiene la necesidad de formarse para adaptarse a los cambios de la sociedad y para desarrollar habilidades en estrategias y metodologías de enseñanza. Principalmente en las tres siguientes áreas:

  1. Las nuevas tecnologías aplicadas a la educación: las cuales están transformado la metodología de enseñanza.
  2. Cambios en aspectos pedagógicos: para mejorar el aprendizaje, organizar el trabajo en clase, ofrecer apoyo psicológico y afectivo a los alumnos, favorecer la integración social, etc.
  3. Mejorar las habilidades personales en el sentido de controlar las emociones y sentimientos, estableciendo un compromiso ético con los alumnos.

En definitiva, los docentes tienen constantemente necesidades de mejorar en las técnicas de enseñanza, convirtiéndose en profesionales creativos, con iniciativa. Todo ello implica la obligación de formarse permanentemente a lo largo de su vida.

Dependiendo de la finalidad de la formación y el ámbito educativo, las necesidades formativas de los docentes se pueden clasificar de la siguiente forma:

a) Formación inicial: es la necesaria para poder acceder al mundo laboral. Dependiendo de la tipología de la formación se distingue:

  • Técnico en Educación Infantil (Ciclo Formativo de FP) o Grado en magisterio infantil, para los profesores de Infantil.
  • Grado en Magisterio, para los profesores de primaria.
  • En la Educación Secundaria y Formación Profesional, es necesario realizar una vez acabado los estudios específicos, el llamado MASTER UNIVERSITARIO EN FORMACIÓN DEL PROFESORADO (antiguo CAP). Estos estudios de postgrado además de impartirse por las Universidades también pueden realizarse por centros privados.
  • En el Sistema de Formación Profesional para el Empleo, desde hace unos años es muy importante disponer del Certificado de Profesionalidad “Docencia de la Formación Profesional para el Empleo”. Un curso de 380 horas, con prácticas en empresa incluidas, muy interesante para ofrecer por los centros de formación privados.
  • También se podría considerar como formación inicial, los cursos de preparación de oposiciones para acceder al sistema público educativo. En ello juegan un papel muy importante los centros privados de preparación de oposiciones, donde en la actualidad debido al aumento de plazas de las últimas Ofertas de Empleo Público, ha aumentado mucho la demanda de formación.

b) Formación permanente: donde se incluye los másters de postgrado y los cursos de especialización y de reciclaje, ya sean privados o subvencionados por el Sistema de Formación para el Empleo.

En este apartado son los centros de formación privados los que se encargan básicamente de su impartición, suponiendo para ellos una gran oportunidad de negocio. En la siguiente tabla destacamos algunos ejemplos de cursos de formación privada para docentes:

formacion en educacion aenoa

En la actualidad existe un debate abierto sobre la conveniencia de evaluación permanente del profesorado, incluso la posibilidad de establecer una especie de “MIR para profesores” con la finalidad de garantizar la calidad docente.

Aunque todavía no se sabe cómo se va a hacer, lo que está claro es que la necesidad de formación continua de los profesores va a ser un factor clave que crecerá enormemente en los próximos años.

formacion en educacion aenoa

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.