Publicidad de las Licitaciones. Cómo aprovechar esa oportunidad para los centros de formación.

Publicidad de las Licitaciones. Cómo aprovechar esa oportunidad para los centros de formación.

Las Licitaciones es una nueva oportunidad para las empresas de formación y centros de estudios, para que puedan participar en los muchos concursos públicos que se ofrecen en el ámbito de la formación, y recursos humanos. El centro de estudio se puede convertir en u Licitador, es decir en la empresa o persona física que participa como candidata a obtener un contrato de licitación. Y de este modo conseguir algún Lote o parte en que puede dividirse una obra o servicio de Formación.

La publicidad de las licitaciones es obligatoria en la inmensa mayoría de los casos. Esta información se realiza mediante diversas formas según el procedimiento que se utilice:

a) Anuncios en los Boletines Oficiales de las Administraciones Públicas (BOE, Boletines autonómicos y locales, etc.)

b) El denominado “Perfil del contratante” que debe ser un lugar en internet perteneciente al órgano de contratación donde se exponga toda la información de la licitación.

Por ejemplo, para los contratos celebrados por la Administración General del Estado debe publicarse la información tanto en su Perfil del Contratante como en el BOE. Para los contratos sujetos a “regulación armonizada” (aquellos sometidos expresamente a las directrices de la U.E.), la información debe publicarse además de en el perfil del contratante y en el BOE, en el Diario Oficial de la UE (DOUE).

El perfil del contratante de la Administración General del Estado está situado en la denomina Plataforma de Contratación del Sector Público; se creó por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas con el objetivo de facilitar el acceso a licitaciones públicas, tanto para empresas y autónomos como para Administraciones Públicas. Plataforma de contratación del sector público.

En este sitio web existen diversas páginas que proporcionan ayuda para buscar licitaciones, registrarse, utilizar los servicios que facilitan la realización de la contratación, etc. Las opciones más importantes son:

  • “Licitaciones”: se publican por orden cronológico las últimas licitaciones que hayan sido subidas o modificadas.
  • “Buscar Licitaciones”: que permite buscar las licitaciones que interesen a la empresa. Por ejemplo “licitaciones de formación”.
  • “Perfil de contratante”: para localizar a un contratador en concreto, dónde se encuentra y qué actividad realiza.
  • “Empresas”: para el registro de empresas con la finalidad de guardar preferencias y búsquedas, acceder a guías de ayuda, recibir avisos sobre licitaciones que les interesen, etc.
  • “Organismos públicos”: se accede para publicar sus licitaciones, anuncios, pueden responder a preguntas, publicar anuncios, etc.

La publicidad de las licitaciones puede ser de dos tipos:

1) Anuncio previo: no es obligatorio, pero en ocasiones los órganos de contratación publican los contratos que tienen previsto celebrar en los siguientes meses. Su finalidad es informar a los interesados para que puedan decidir su participación en el proceso e ir preparándose con antelación. Lo normal es que solo se publique en el “Perfil del Contratante”.

2) Anuncio de licitación: es obligatorio en la mayoría de los procedimientos y debe ajustarse a los contenidos mínimos que indica la normativa (en concreto el anexo III de la Ley de Contratos del Sector Público).

En el caso de la información relativa a los contratos, deberá publicarse al menos la siguiente información:

a) La memoria justificativa del contrato, el informe de insuficiencia de medios en el caso de contratos de servicios, la justificación del procedimiento utilizado para su adjudicación, el pliego de cláusulas administrativas particulares y el de prescripciones técnicas (se estudiarán más adelante) que hayan de regir el contrato, y el documento de aprobación del expediente de contratación (documento administrativo con el que se inicia el proceso de licitación).

b) El objeto detallado del contrato, su duración, el presupuesto base de licitación y el importe de adjudicación, incluido el Impuesto sobre el Valor Añadido.

c) Los anuncios de información previa, de convocatoria de las licitaciones, de adjudicación y de formalización de los contratos, los anuncios de modificación y su justificación, los anuncios de concursos de proyectos, etc.

d) Los medios a través de los que, en su caso, se ha publicitado el contrato y los enlaces a esas publicaciones.

e) El número e identidad de los licitadores participantes en el procedimiento, las resoluciones del órgano de contratación correspondiente, el informe de valoración de los criterios de adjudicación cuantificables mediante un juicio de valor de cada una de las ofertas y en todo caso, la resolución de adjudicación del contrato (acto por el que se decide con qué empresa realizar el contrato).

 

EN EL CONGRESO DE AENOA DE MARZO 2020 IMPARTIMOS UN CURSO SOBRE CÓMO PUEDE UNA EMPRESA DE FORMACIÓN PARTICIPAR EN UNA LICITACIÓN.

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.