Los beneficios o las ventajas competitivas que ofrece la formación continua a las empresas.

Los beneficios o las ventajas competitivas que ofrece la formación continua a las empresas.

Los trabajadores son el mayor activo de una empresa e invertir en formación el mejor método para estimular el talento y el crecimiento empresarial. Según varios estudios, las empresas que participaron en programas de formación fueron testigos del aumento de la productividad y rentabilidad, en comparación con otras que no ofrecieron medios de aprendizaje a sus trabajadores. La capacitación y el desarrollo profesional mediante planes de formación de los empleados fomenta la motivación y el compromiso de los trabajadores.

La formación y el desarrollo de los empleados son términos que con frecuencia se usan indistintamente en todos los sectores, y abarca diferentes prácticas para el aprendizaje, entrenamiento, reciclaje y cualificación de los trabajadores. Existen diferentes métodos de formación que las empresas pueden promover entre los trabajadores, entre ellos cursos de duración corta y específica, píldoras formativas, o planes de formación mediante programas superiores como máster o cursos expertos.

La inversión en formación continua por parte de las empresas implica participar en un plan de desarrollo para mejorar el rol del profesional. Ahora, más que nunca, el aprendizaje y la formación, no debe contemplarse como un gasto, sino como una inversión prioritaria para las empresas. La preparación y el reciclaje de los trabajadores provoca un impacto en el conocimiento, en el descubrimiento de nuevos mercados y en el uso de la TICs. El conocimiento y las nuevas habilidades de los empleados ayudarán a una empresa a incrementar la productividad, evolucionar e innovar para superar una crisis como la actual.

La experiencia dice que los beneficios de la formación para los trabajadores no se limitan exclusivamente a los propios empleados, al contrario, se ha demostrado que las empresas que invierten en la formación de sus trabajadores tienden a ser más eficientes y competitivas. Uno de los errores más comunes de los empresarios es asumir que la capacitación inicial que tenga un empleado al ser contratado es más que suficiente. Los beneficios o las ventajas competitivas que ofrece la formación continua son:

-Adaptación a los cambios en el sector. En todos los sectores se está produciendo un cambie constante y una evolución muy rápida debido a la inestabilidad económica, factores relacionados con las formas de consumo o la digitalización. Por ello la obligación de que su plantilla se mantengan actualizados y capaces de resolver los nuevos desafíos y aprovechar las oportunidades.

-Ventaja frente a la competencia. La formación y el conocimiento permite mejorar la competitividad, ya que ofrece más oportunidades para consolidar el compromiso, la imagen de marca, el crecimiento y la expansión de la empresa.

-Calidad en productos y servicios. Con el fomento de las capacidades profesionales de los trabajadores, las empresas pueden mejorar sus estrategias, ofrecer servicios complementarios o innovar métodos para optimizar los procesos y ofrecer a los clientes productos o servicios ajustados a sus intereses.

-Satisfacción laboral. El nivel de satisfacción laboral de cada miembro de un equipo afectará directamente a su motivación, productividad, lealtad y perspectivas de futuro dentro de la empresa. La formación ayuda a conseguir mayores responsabilidades, intereses y lograr obtener un puesto de mayor jerarquía.

-Motivación. No es ningún secreto que una plantilla motivada es más productiva, eficiente y creativa. Cuanto más dedique una empresa a la formación y capacitación del personal, mejores resultados se obtienen en competencias, niveles de productividad y consecución de objetivos empresariales.

-Promoción interna y retención del talento. Es más barato y fácil promocionar desde dentro de la empresa, en lugar de buscar posibles candidatos externos con un perfil, habilidades o conocimientos concretos. Dotar a los empleados los recursos formativos para alcanzar su máximo potencial ayudará a fomentar su lealtad y a retener el talento. Lo contrario permite que los empleados busquen mejores condiciones laborales y salariales.

-Atraer nuevos profesionales con talento. Si la empresa busca atraer el mejor talento posible a su negocio, debe ofrecer los incentivos adecuados como programas de formación. Las empresas que invierten en el aprendizaje de sus trabajadores como método para su promoción y obtención de un salario superior, ofrece una imagen de empresa de excelencia que atrae nuevos candidatos con un nivel superior a la media.

Añadir comentario

Su email no será publicado. Los campos con * son obligatorios.